miércoles, 27 de febrero de 2013

MI VISIÓN DEL GUNG FU (ARTÍCULO ESCRITO POR BRUCE LEE)



Algunos instructores de artes marciales apoyan las formas, cuanto más complejas y adornadas mejor. Algunos, por otro lado, están obsesionados con el súper poder mental (como el Capitán Maravilla o Superman). Y hay otros que favorecen las manos y piernas deformadas, y dedican su tiempo a luchar con ladrillos, piedras , tablas, etc.

Para mí, el aspecto extraordinario del gung fu reside en su simplicidad. El gung fu es simplemente la expresión directa del sentimiento de uno mismo con el mínimo de movimientos y energía. Cada movimiento es uno en sí mismo sin las artificialidades con las que la gente tiende a complicarlo. La manera sencilla es siempre la manera correcta, y el gung fu no es especial en absoluto; cuanto más cerca del verdadero camino del gung fu, menos desperdicio de expresión hay.

En lugar de hacer frente al combate tal cual es, algunos sistemas de artes marciales acumulan "elegancia" que distorsiona y restringe a sus practicantes y les distrae de la verdadera realidad del combate, el cual es simple y directo y no clásico. En vez de ir inmediatamente al corazón de las cosas, formas con florituras y técnicas artificiales (¡desesperación organizada!), son practicadas ritualmente para simular el combate real. De esta forma, en vez de estar en el combate, estos practicantes están idealistamente haciendo algo relacionado con el combate.

Peor aún, "súper mental esto" y "espiritual aquello" son incorporados ignorantemente hasta que estos practicantes se van alejando más y más en la distancia de la abstracción y el misterio de que lo que están haciendo no se parece en nada (desde acrobacias a baile moderno) a la realidad del combate.

Todas estas complejidades son actualmente intentos de contener y fijar los siempre cambiantes movimientos del combate y diseccionarlos y analizarlos como un cuerpo. El verdadero combate no está fijo y es muy vivo. Eso significa que la práctica (una forma de parálisis) sólo solidificará y condicionará lo que una vez fue fluido y vivo. Cuando te sales de la sofisticación, y miras a él realistamente, estos robots (es decir, practicantes), están ciegamente dedicados a la inutilidad sistemática de practicar rutinas o trucos que no llevan a ninguna parte.

El gung fu debe ser mirado sin trajes bonitos ni ataduras de torneo, y seguirá siendo un secreto cuando ansiosamente busquemos sofisticación y técnicas "mortales". Si de verdad hay algún secreto, debe de haberse perdido por la búsqueda y el empeño de sus practicantes (después de todo, ¿cuántas formas hay de llegar a un oponente sin desviarse demasiado del curso natural?). El verdadero gung fu no es un incremento diario, sino un decrecimiento diario. Volverse sabio en gung fu no significa añadir más, sino ser capaz de quitar la ornamentación y ser simplemente simple – como un escultor esculpiendo una estatua, no añadiendo, sino quitando lo inesencial de forma que la verdad será revelada sin obstrucciones. Es más, el gung fu está satisfecho con la mano desnuda de uno sin la decoración atractiva de guantes de color que tienden a ocultar la función natural de la mano.

El arte es la expresión de uno mismo. ¡Cuanto más complicado y restrictivo es un método, menos oportunidad para la expresión del sentido original propio de libertad!. Las técnicas sin embargo deben jugar un papel importante en una etapa temprana, no deberían ser demasiado restrictivas, complejas o mecánicas. Si nos agarramos a ellas nos veremos atados por sus limitaciones. Recuerda, estás expresando la técnica y no haciendo la técnica.

Cuando alguien te ataca no es la técnica número uno (¿o es la técnica número dos, párrafo dos, sección cuatro?) lo que estás haciendo, sino que en el momento en que te vuelves consciente de su ataque simplemente te mueves como el sonido y el eco sin ninguna deliberación. Es como cuando al llamarte, tú respondes o cuando te tiro algo, tú lo recoges, eso es todo.

Artículo de Bruce Lee.

miércoles, 20 de febrero de 2013

NUEVA PELÍCULA DE BRUCE LEE.


Aquí verás un adelanto de la película donde se presentará la historia de Bruce Lee, un adelanto exclusivo recién presentado y una gran noticia para todos los seguidores del "Pequeño Dragón":

domingo, 17 de febrero de 2013

CURIOSIDADES DE LA VIDA DE BRUCE LEE.



La familia de Bruce Lee jamás se dirigió a el por el nombre de Bruce. Ellos preferían llamarlo “Sai Fon” o “Pequeño Fénix”. Era un nombre femenino escogido deliberadamente por sus padres porque creían que los espíritus malignos no querían chicos en su familia (el hijo primogénito era varón y murió siendo un niño). Así que dándole a Bruce un nombre de chica creyeron que podrían evitar que los demonios acabasen con su vida. 

Bruce no era 100% chino, por sus venas corría sangre alemana. (Su abuelo por parte materna era medio alemán). 

De hecho Bruce puso tanto empeño en aprender a bailar como en aprender artes marciales. Se convirtió en un excelente bailarín y a la edad de 18 años ganó el Hong Kong Cha Cha Championship! de 1958. También era un gran boxeador y ese mismo año ganó el campeonato de Boxeo. Por KnockOut, por supuesto. 

Después de hacerse famoso, todo el mundo quería batirse con Bruce Lee. Se decía que bastaba con acercarse a el y golpear el suelo con la planta de tu pie, símbolo de desafío, para acto seguido atacarlo. Bruce nunca huyó de un desafío. 

La mayoría de films de artes marciales se aceleran para hacer parecer que las escenas de lucha son mucho mas rápidas, excepto en las pelis de Bruce Lee. Sus movimientos eran tan rápidos, que tenían que rodar sus escenas a 32 frames por segundo, en lugar de los 24 habituales y luego reproducir el film mas lentamente para que se pudiesen apreciar bien sus movimientos. 

En 1964, Bruce fue invitado a un campeonato en Long Beach, California. Allí ejecutó su famoso “One Inch Pound”, un devastador golpe desde una distancia a su oponente de tan solo una pulgada (unos 2 centímetros y medio), lanzándolo por los aires. Bob Baker de Stockton, que fue quién sufrió el golpe, dijo “Le pedí a Bruce que no repitiese este tipo de demostración de nuevo. Cuando me golpeó esa última vez, tuve que permanecer en casa sin ir a trabajar porque el dolor en el pecho era insoportable”. 

Al contrario de lo que se puede pensar Bruce Lee no tenía genes perfectos, usaba lentes de contacto y además no fue aceptado por el Ejército de los Estados Unidos luego de pasar el examen físico indispensable para ingresar. Bruce Lee lograba alcanzar la velocidad de cinco centésimas de segundo al lanzar un golpe y tenía la habilidad de usar los palillos chinos para atrapar granos de arroz lanzados al aire.

Bruce Lee sólo perdió una pelea en toda su vida, cuando tenía 13 años de edad. Esta pérdida le impulsó a aprender artes marciales de un maestro de Wing Chun llamado Yip Man.

viernes, 8 de febrero de 2013

LA DIETA DE BRUCE LEE.



¿Quieres saber de Bruce Lee su dieta y secretos de la salud?

Estas son algunas de las reglas que Bruce Lee empleaba en su dieta :
No comer harinas refinadas.
El no consumía alimentos horneados como pasteles y galletas, hechos de harina refinada.
Investigó y se dio cuenta que estos alimentos pertenecen al grupo de alimentos que aportan calorías vacías, y el pensaba que si no aportaban beneficios al cuerpo no deberían ser consumidas.

Nunca comer demasiado o muy poco, si se desea realizar el mejor esfuerzo al entrenar.
Bruce Lee decía que el hambre drena la fuerza del practicante, al igual que mengua la energía, el rendimiento y la firmeza.
Al comer los alimentos en exceso puede afectar la respiración, aminorar la vitalidad, y reducir la velocidad.

Consumir carbohidratos en suficiente cantidad.
Esto sirve para que el practicante pueda obtener suficiente energía, mientras que esta entrenando.
Bruce Lee disponía su mesa con mayor cantidad de alimentos y platos Asiáticos, porque el decía que los alimentos y platos occidentales, enfatizan demasiado en el consumo de proteínas y la grasas de tipo cárnico.

NO Comer frecuentemente.
Bruce Lee decía que comer con más frecuencia que cada cuatro horas puede poner demasiado estrés en su sistema digestivo y puede conducir a la indigestión.

Las vitaminas que tomaba en forma regular son la vitamina E y C, y los alimentos para adquirir estas y otras son aceite de germen de trigo, gránulos de lecitina, Acerola C, B Película, polen de abeja y jalea real.

domingo, 3 de febrero de 2013

FOTOS RARAS DE BRUCE LEE.

Estas son unas fotos poco conocidas de Bruce Lee en distintos momentos de su vida, como su juventud, películas, con amigos y familia, etc.:








Entrada destacada

EL TAO DEL JEET KUNE DO. (EN ESPAÑOL)

Descarga desde aquí el libro completo y en Español, El Tao del Jeet Kune Do , de Bruce Lee: Link del Libro: http://adf.ly/rCstT Esper...